Gestos y culturas: El error de Gates

 

bill-gates-korea_2543483b

Los medios de comunicación en general, y los coreanos en particular, se refirieron en 2013 al escándalo provocado por Bill Gates al saludar ante las cámaras a la presidenta de la república de Corea, Park Geun-hye, dándole la mano derecha, mientras guardaba la izquierda en el bolsillo. “El apretón de manos de Gates causa sonrojo”, titulaba la noticia The Korea Times. El hecho se ha convertido en una bomba informativa en Corea del Sur y ha provocado los debates más airados en los foros de internet del país. Gates, figura clave de uno de los instrumentos destacados de la globalización, ha cometido un error de leso provincianismo cultural. Su forma de saludar ha sido percibida como altamente despreciativa en el contexto cultural del país anfitrión: ha resultado ser un perfecto ejemplo de lo que en la teoría de la competencia intercultural se conoce como faux pas (paso en falso, malentendido).

bill-gates_2543507cSi Gates pretendía saludar de manera afable y distendida, la posición de sus manos y la forma de establecer contacto físico con la señora Park ha sido leída en claves coreanas como grosera y totalmente inapropiada. El hecho de que se estuviera dirigiendo a la presidenta del país ha multiplicado además el efecto ofensivo del gesto. En Corea lo apropiado habría sido que Gates hubiera saludado con ambas manos, sujetando la derecha con la izquierda.

En cada cultura el lenguaje corporal sigue unas pautas determinadas. No existen gestos que tengan un valor (significado) universal, aunque las culturas más próximas entre sí mantengan algunas afinidades evidentes. Los gestos aproximadamente comunes de los países occidentales no pueden emplearse descuidadamente como símbolos universales, so pena de ejercer un solapado colonialismo cultural. Seguramente la mayoría de los occidentales pueden emplear sus propios registros gestuales cuando viajan como turistas / clientes a países considerados más pobres, del mismo modo que se dirigen a los camareros y a los empleados de hotel en sus propias lenguas y no en las de los países en que se encuentran. Pero Corea del Sur no es un país tercermundista aguardando los dólares de los turistas, y en su indignación colectiva ante el comportamiento de Gates hay algo que representa el enfado ancestral del mundo no occidental por el frecuente comportamiento altivo y etnocéntrico de los “blancos”.

El lenguaje corporal constituye una parte fundamental de los actos comunicativos entre los seres humanos. Allan Pease, una autoridad internacional en este tema, establece que sólo el 9 % de la información que recibimos del otro nos llega a través del oído, es decir mediante la utilización de un idioma determinado. El resto nos llega a través de la vista y de otros sentidos. En este altísimo porcentaje no verbal se encuentran los patrones gestuales, la forma de mirar, la distancia a la que nos situamos, el establecimiento de contacto físico… es decir todo aquello que llamamos genéricamente lenguaje corporal. También entrarían en este porcentaje no verbal la forma de vestir, la apariencia física, las sensaciones olfativas y otros elementos que no nos incumben ahora aquí.

El lingüista suizo Ferdinand de Saussure estableció una teoría del signo que es aplicable tanto para el lenguaje verbal como para cualquier otro tipo de comunicación sistematizada. Un significante (una palabra, un gesto, un símbolo gráfico…) se asocia por una comunidad de usuarios determinada a un significado concreto.

saussure

Esta asociación es completamente arbitraria, convencional, no natural: no hay nada en las características del significante que nos pueda hacer suponer, desde fuera de la comunidad que emplea ese signo, con qué significado se vincula. Un mismo significado puede estar asociado a distintos significantes en comunidades distintas:

sin-tc3adtulo-1

Del mismo modo, significantes aparentemente similares pueden estar asociados a significados distintos en distintas comunidades:

sin-tc3adtulo-2

El error etnocéntrico desde el punto de vista cultural o comunicativo es suponer que, dado que un significante que utiliza otra comunidad es muy parecido a uno que empleamos nosotros, el significado asociado vendrá a ser en ambos casos el mismo (el que nosotros le damos). Esto se conoce en lingüística, especialmente en la teoría de la traducción, como el fenómeno de los “falsos amigos”: si dos palabras de lenguas distintas se parecen en su forma (significante), su significado será presumiblemente similar. Pero esto es una fuente constante de errores. El significado del inglés disparate no tiene nada que ver con el de disparate en español. En inglés significa “distinto”, “variado”. Una frase como Peter enjoys such disparate hobbies as bowling and painting no puede traducirse en español como Peter tiene aficiones tan disparatadas como jugar a los bolos o pintar, sino como Peter tiene aficiones tan variadas como jugar a los bolos o pintar. Gratuity en inglés no es gratuidad, sino propina en español; marina en inglés no es marina en español, sino puerto deportivo, etc.

Lo mismo sucede con el lenguaje no verbal, y aquí en general se está todavía mucho menos prevenido ante el riesgo de los “falsos amigos”. Elementos aparentemente idénticos en lo gestual, en la forma de establecer contacto físico u ocular, o en la distancia que se mantiene entre dos personas, pueden corresponder en países diferentes a significados completamente distintos, e incluso opuestos. Hay muchos ejemplos de ello. El amistoso gesto que en Estados Unidos y en otros países occidentales se asocia a “okey” (juntando el índice y el pulgar formando un círculo) es un gesto obsceno, con connotaciones muy agresivas, en Grecia o en Turquía:

gestos

Los gestos son significantes comunicativos y, como tales, sus significados pueden ser impredecibles cuando nos encontramos en distintas culturas o comunidades. No existen los gestos universales. En estos días Bill Gates acaba de comprobarlo.

 

© Miguel Peyró, 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s